Fecha de Caducidad Por: Grace Díaz

Feeling Love Por;  Grace Díaz Fecha de Caducidad… Respira hondo- es lo único que me dije mientras te vi venir hacia mí, cruzabas la calle, era un miércoles 6 del mes 6, en sólo unos segundos te tendría enfrente de nuevo, celular a la oreja, tu distintivo caminar y tus clásicos lentes de sol, de […]

Feeling Love

Por;  Grace Díaz

Fecha de Caducidad…

Respira hondo- es lo único que me dije mientras te vi venir hacia mí, cruzabas la calle, era un miércoles 6 del mes 6, en sólo unos segundos te tendría enfrente de nuevo, celular a la oreja, tu distintivo caminar y tus clásicos lentes de sol, de repente recordé nuestra película y sentí como un susurro al oído por un breve instante me decía: “solo obsérvalo y camina”. De repente pasaste, logré escuchar de nuevo tu voz, bueno, no dirigida a mí, nuestros lentes oscuros disimularon nuestras miradas y ambos seguimos nuestro camino, al lado nos vieron pasar de nuevo las bellas gardenias de la zona, claro, ya no tomados de la mano, ahora pasamos casi rosándonos el brazo como dos perfectos extraños.

Seguí caminando sin voltear mientras recordaba las palabras que me decía aquel guapo divulgador que me hipnotizaba hasta hace 2 años y medio atrás: _“Por mucho que no queramos y que en éste instante no se sienta así, pero nuestro amor tiene fecha de caducidad “. En esa ocasión evidentemente la misteriosa atracción que él ejercía en mí cubría toda posibilidad macabra del distanciamiento; en seguida y regresando al tiempo presente, un ¡no dejes que te atrape!, me sacudió. Por mi propio bien, tenía que escapar de ese conducto energético ¡ya!

Prueba y error

…Y es que… encontrar el amor también es un asunto de prueba y error, no es una ciencia exacta y sólo es un estado del alma, también creo que es la fuerza más poderosa del universo y que si sientes amor por ti, seguramente ya te volviste tu propio cómplice de amor, si aún no llega, sigue practicando en amarte, apapacharte, valorizarte y sin duda esa persona especial y tú, se encontrarán.

 

De la fecha de caducidad, hoy me di cuenta una vez más que los humanos somos mágicamente poderosos, las palabras de él, tarde o temprano se hicieron realidad, decretó “nuestro the end” acertado y firmemente sin ver el “cómo”, sin embargo, todo al tiempo se fue dando para que ese objetivo se cumpliera, por triste que parezca, saqué mi lección de vida, y así como éstas un buen bonche más.

Seguramente tú también tienes ese archivo secreto de lecciones de vida con la etiqueta “amoroso-desastroso”.

Considero que justo éstos instantes son el paraíso en la Tierra, el estar atentos a lo que somos capaces de crear o destruir con una intención, un sentimiento, una palabra y un acto; es parte de nuestro proceso evolutivo. Y bien, por último, sólo le envié bendiciones deseándole una feliz vida, agradeciendo todo lo que aprendí a través de él.

“Hasta el dolor cuando se trabaja desde el amor tiene fecha de caducidad.”

 

 

Grace Díaz.

Creadora de Campaña Mágica

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *